¿Recién casados y con problemas?

 

 ¿Te acabas de casar? O ¿Estás por casarte? Entonces tómate unos minutos porque esto es para ti.

 

Por fin, después de tener mil cosas en la cabeza, los nervios al mil y la presión de que todo salga perfecto, llega el momento más emocionante al decir ¡Si acepto! Pero ¿Todo será perfecto de ahora en adelante?

 

Te presentamos 5 consejos para amar a nuestra pareja en este proceso de adaptación por el cual la mayoría de los matrimonios pasan.

 

- Ama a tu pareja sobre todas las cosas:

 

Suena muy romántico pero si no te lo repites en momentos críticos, créenos podrán morir en el intento, sabemos que es muy bonito estar 24/7 con la persona que amas, pero siendo realistas, tiene una educación diferente, costumbres y hábitos distintos a los tuyos. Así que no te aferres, adáptense háblenlo y establezcan acuerdos. Siempre deben tener presente que dejaron de ser Fulanito y Menganita, ahora son Nosotros. Nosotros decidimos decorar la casa de esta manera. Nosotros decidimos ir a misa los domingos, etc.

 

- Honrarás a su familia como a la tuya:

 

Al principio como novios la relación es distinta con ambas familias, ahora ustedes han formado una nueva y completamente diferente, así que, si algo no les gusta de la familia de su prometido (a) o esposa (o) el momento es ahora, platíquenlo siempre y cuando respeten las raíces de su pareja.

 

- Habla ahora o calla para siempre:

 

Si algo no te gusta háblalo, de nada servirá que no le digas a tu pareja qué es lo que no te gusta, créenos no servirá de nada, al contrarió lo empeorará porque los dos vienen de una educación distinta, pensamientos diferentes y hasta suposiciones que ni al caso. En este punto también aplica el no mentirás, si no quieres ir a la fiesta del tío Juanito Tercero, ¡dilo! Ahora son una familia independiente y pueden ir a la fiesta o simplemente pasar un tiempo a solas. Muchas veces el problema no es lo que parece, sino lo que percibimos ante el problema.

 

- No dejarás que el enojo hable por ti:

Ya está muy “choteado” el cuenta hasta 10…. pero casados, hay un momento en el que se necesita tomar un respiro, ir al baño o a lavar los trastes. Esto lo hemos denominado en nuestro matrimonio como el bendito tiempo fuera, ¿Por qué es bueno aplicarlo? Muy fácil, cuando uno está enojado no dice las cosas que siente, sólo uno dice las cosas sin pensar.

 

- Amar a Dios, juntos:

 

Este es el dato más importante. Además de una buena comunicación el estar en unión con Dios y nuestra religión es lo que da una buena base en el matrimonio. Muchas veces el ajetreo diario, el estrés del trabajo, los labores de la casa y reuniones familiares hacen que nos separemos un poco de Cristo. Nosotros hemos aplicado que una vez a la semana platiquemos cómo Dios nos habló en la semana, muchas veces tomamos este espacio especial en la casa cuando cenamos o si queremos vamos a un restaurante, es un momento especial para los tres.

 

Sabemos que la adaptación es un proceso divertido y difícil para los que quieren que sea. Si estás por casarte y de “casualidad” leíste este artículo te invitamos a vivir la experiencia que ofrece el Encuentro de Novios en diferentes ciudades del país y si ya están casados pueden integrarse a una comunidad de matrimonios que están en su misma etapa de vida, para que juntos caminen y aprendan un nuevo estilo de vida. 

 

Y si ya estás casado y enfrentas este controversial momento de adaptación les recomendamos que lean los siguientes versículos: 1 Corintios 3:7, Eclesiastés 4:9-12 y Mateo 19:5-6.  

 

 

Mich & Carlos Hernández Chávez

Encuentro de Novios Tlalnepantla, México.